Nuestro norte es el Sur

Por: Camila Lorusso

Rutera 2016


¿Alguna vez se preguntaron, por ejemplo, mirando un planisferio, si los países realmente tienen ese tamaño? O, ¿por qué el “norte” está arriba y el “sur” abajo?


Nos hicimos un poco de lío con esta pregunta, ¿no? Dejame que se los ponga mejor… ¿Quién determinó, si supuestamente la tierra es un geoide, que el norte está sobre el paralelo 0E hacia el paralelo 60N e inversamente, el sur debajo del paralelo 0E hacia el paralelo 60S?


En 1569, Gerardus Mercator, publica la proyección que hoy conocemos. Su objetivo era crear una herramienta que ayudara a los navegantes a orientarse mejor, pero, para trasladar la esfera terrestre a una proyección plana debió distorsionar las proporciones de los países, haciendo que se estirasen los dos polos y los países cercanos a ellos. De este modo, África y Latinoamérica, como algunas partes de Asia quedaron extremadamente reducidas de su tamaño original, y, por el contrario, América del Norte, Rusia, Europa, Australia tomaron proporciones enormes.

Aquí es donde se empieza a complejizar la cosa, el mapa Mercator es una muestra de la concepción del mundo en el siglo XVI. Un mundo que acababa de expandirse con el “descubrimiento” de América. Un mundo donde Europa debía ser representada con un tamaño mayor que sus colonias.


Y continúa complejizándose cuando descubrimos que esta visión distorsionada está profundamente arraigada en nuestro sentido común, es decir, que está naturalizado en nuestro pensar que el mundo es tal y como nos lo han hecho creer que es.


Entonces, volviendo a la pregunta del inicio sobre quién determinó las ubicaciones del N-S, podemos decir que es una decisión geopolítica, que materializa la histórica dominación económica, en su momento de Europa occidental (hoy Estados Unidos, Rusia, China), sobre determinadas regiones del globo. Decisión que sigue vigente y marca nuestros modos de sentipensar los territorios.


"He dicho Escuela del Sur; porque en realidad, nuestro norte es el Sur. No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur. Por eso ahora ponemos el mapa al revés, y entonces ya tenemos justa idea de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo. La punta de América, desde ahora, prolongándose, señala insistentemente el Sur, nuestro norte.


Joaquín Torres García. Universalismo Constructivo, Bs. As. : Poseidón, 1941.


El fuego se enciende, la rebeldía se escucha por todos los territorios del Sur. Se cuestionan las imposiciones imperialistas y coloniales sobre nuestra cultura, nuestros modos de vida. Las estructuras que nos dominan y marcan nuestro accionar van resquebrajándose, y es así que surgen nuevas denominaciones, nuevos paradigmas desde donde pararse y tejer resistencias.


La foto de arriba, que muestra una América Invertida, fue pintada en 1946 por el artista uruguayo Joaquín Torres García. Y, de alguna manera, es una invitación a replantear nuestras creencias, a romper con el eurocentrismo que tan profundo ha calado en nuestros cuerpos-territorios. Muchas son las creaciones que reivindican otra forma de entender al mundo, que nos permiten cuestionar lo impuesto y replantear aquella concepción de un Norte y un Sur.


Es así que, en el calor del proceso de repensar todo, surgen nuevos paradigmas desde donde posicionarse, entre ellos, el de acompañar los conceptos Norte y Sur de la palabra global. ¿Qué implica esto? Dar cuenta del origen estratégico-político de estas posiciones, entenderlas desde donde vienen y qué determinan, y a su vez, permitir reconocer quienes integran ese Sur y ese Norte, quienes sufren las desigualdades y quienes las generan o se benefician de ellas.


Los países del Sur global han sufrido el abuso del Norte, en sus raíces pesa el colonialismo, el despojo de sus territorios, la violencia y el exterminio de su pueblo. Son países que hoy se reconocen desde esa posición y la han resignificado, para reconstruir su historia desde una mirada popular, antiimperialista y anticolonial.

En rojo se identifican los países que integran al Sur global. En azul los países que integran al Norte global. Fuente: Wikipedia

Las palabras tienen poder, mucho. Crean nuestras realidades, nuestro andar está definido por cómo sentipensamos al mundo y a nosotres en el. Y por esto mismo, es indispensable que cuestionemos, que busquemos más allá de lo primero que se nos presenta delante. No importa desde qué punto del mundo leas esto, no importa si te tocó nacer en el Sur o el Norte global, porque lo que hoy importa es tejer nuevas realidades que no reproduzcan las desigualdades que hoy nos marcan como pueblos.

Por último, quiero invitarles a que busquen un poco sobre estas resistencias desde el Sur que he hecho mención. Desde las ciencias nos podemos encontrar con las epistemologías del sur y la educación popular, como un sinfín de artículos, libros, textos que debaten sobre estas concepciones. En cuestiones ambientales y relacionadas con la explotación de los recursos naturales y saqueo de los territorios, podemos revisar a los movimientos de Justicia Ambiental, Ecologismo de los pobres, Ecología política, y todas las luchas anti extractivistas a lo largo y ancho de Latinoamerica (No a la Megaminería, No al Fracking, Famatina no se toca, incendios en la Amazonía, la expansión de cultivos transgénicos, etc.) Respecto al feminismo, podemos bucear sobre las feministas anticoloniales y antripatriarcales, las feministas del Abya Yala, los movimientos de mujeres afrodescendientes, el movimiento de mujeres de Kurdistan, etc. Relacionado con las resistencias territoriales podemos explorar los movimientos campesinos, la Vía Campesina, el movimiento zapatista, las luchas de los pueblos originarios, los bachilleratos populares, las asambleas barriales, entre otros. Cómo ultima recomendación y que aúna varias de estas reivindicaciones surgen las alternativas al desarrollo, entre ellas destaco al movimiento por el buen vivir o sumak kawsay, que plantea una relación totalmente diferente entre la sociedad y la naturaleza, como así también entre les humanes.


Todo esto que fui mencionando es un ínfimo ejemplo de las luchas que acompañan este proceso de resignificar y reconstruir nuestras realidades. Seguro existe alguno cerca de tuyo, del que puedas ser parte. Búscalo, infórmate, participá.


"El mundo que queremos es uno donde quepan muchos mundos. La patria que construimos es una donde quepan todos los pueblos y sus lenguas, que todos los pasos la caminen, que todos la rían, que la amanezcan todos."

Subcomandante Marcos – Movimiento Zapatista

62 vistas

© 2019 by Aventura Quetzal

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon